"The Mandalorian" cuenta con Pedro Pascal ("Game of Thrones", "Narcos") en el rol protagónico. Foto: Disney+.
"The Mandalorian" cuenta con Pedro Pascal ("Game of Thrones", "Narcos") en el rol protagónico. Foto: Disney+.
Alfonso Rivadeneyra García

¿Qué hace de “Star Wars” algo especial? ¿es el setting sci-fi? ¿la mística jedi? Si hacemos a un lado el amplio e irregular Universo Expandido y nos concentramos en las películas, las que son buenas al menos, podemos ensayar una respuesta: el eterno sentido del descubrimiento. El estar ante algo que, si bien bebe del cine western y las novelas pulp, nunca termina de revelarse al completo.

“The Mandalorian”: un análisis del tráiler final de la serie que explora el lado oscuro de “Star Wars”

“The Mandalorian” en Disney+: esto es lo que dice la crítica

Esta sensación de asombro está en “The Mandalorian” (El mandaloriano), la primera serie de “Star Wars” de acción real. Y lo consigue no con una aventura en la que el bien y el mal se enfrentan en milenaria batalla; sino con un tipo cuya forma de vida resulta ser el matar o capturar a otros para ganar dinero y mantener viva su cultura.

Mando (Pedro Pascal) entra a un bar, donde no tarda en ser parte de los problemas. Es uno de los tantos cazadores de recompensas del planeta Mandalore, una civilización que colapsó por la guerra civil.

Ante la falta de trabajos que paguen lo suficiente, el personaje acepta algo fuera de los registros, una misión de búsqueda y captura por un misterioso cliente (interpretado por Werner Herzog); quien hace hincapié en que el peligroso objetivo también puede ser entregado muerto.

El director de cine Werner Herzog, siniestro como pocos, tiene más de funcionario quede señor Sith en "The Mandalorian". Foto: Disney+.
El director de cine Werner Herzog, siniestro como pocos, tiene más de funcionario quede señor Sith en "The Mandalorian". Foto: Disney+.

Mando nunca se quita el casco en el episodio; pero Pedro Pascal está dentro y pinta a su cazador de recompensas como alguien curtido en el trabajo, que sin embargo mantiene orgullo por su cultura. Se ubica fácilmente en la tradición de personajes silenciosos y rudos que hacen lo que deben hacer, pero que no son simples sicarios.

“The Mandalorian” es una mezcla entre el “Star Wars” clásico y ángulos no vistos en la saga. Hay violencia, pero no más de la que ya vimos en cualquiera de las trilogías. Tiene una buena parte de efectos prácticos —maquillaje prostético y marionetas—, así como efectos por computadora. Pero si hay algo a destacar, es que tiene los pies en la tierra, pues Mando tiene que velar por sus intereses: no solo es ganar dinero, es que ese dinero te sirva aunque sea para cubrir el combustible de la nave.

Mando no está atado a nadie. Él cumple su misión, pero si algo no le gusta cambia de planes. De momento no hay un particular heroísmo en él, solo un código de honor.

Los elementos de trama que llenan el vacío entre “The Return of the Jedi” (1983) y “The Force Awakens” (2015), sea la moneda predominante en el comercio o la tecnología del gremio de cazadores de recompensas, son accesorios en una historia sin ese tono grandilocuente que asociamos a la saga.

Con guion de Jon Favreau y dirección de Dave Filoni; “The Mandalorian” episodio 1 nos muestra el “Star Wars” más sobrio de todos, donde la grandeza de sus orígenes se mantiene en la música de Ludwig Göransson y en un vínculo mayor al legado de los Jedi que promete captar a los fans más veteranos y, por qué no, a quien busca una historia que no apura el paso para dejarte apreciar el paisaje.

DATO

“The Mandalorian” lanza nuevos episodios todas las semanas en Disney+.

Disney+ está disponible en exclusiva en Estados Unidos, Canadá y Países Bajos. Llega a Latinoamérica a fines del 2020.