Baby Yoda, el personaje más querido de "The Mandalorian" (y, posiblemente, de todo "Star Wars"). Foto: Lucasfilm
Baby Yoda, el personaje más querido de "The Mandalorian" (y, posiblemente, de todo "Star Wars"). Foto: Lucasfilm
Alfonso Rivadeneyra García

La crítica detesta “The Rise of Skywalker”, capítulo final de las cuatro décadas de la saga “Star Wars”. Todo lo contrario ocurre con el otro lanzamiento de la franquicia este 2019, “The Mandalorian”, una serie que ha encantado a quienes la han visto a pesar de que el servicio donde se estrenó (Disney+) solo está disponible en Estados Unidos.

A continuación, nuestra reseña sin SPOILERS de “Star Wars: The Mandalorian”.

En una galaxia lejana...

La serie sigue a un mandaloriano (de ahí el nombre “The Mandalorian”), sociedad de guerreros que lo hacen todo por el honor, así como por la sobrevivencia de su clan. Es la cultura a la que pertenecía Boba Fett, el famoso cazador de recompensas que congeló a Han Solo en “El imperio contraataca”.

Este ‘Mando’, interpretado por Pedro Pascal (“Game of Thrones”, “Narcos”), recibe une misión que lo pone en contacto con el bebé de una especie misteriosa, pero al que todo el mundo llama ‘Bebé Yoda’, pues pertenece a la misma raza que el maestro jedi que entrenó a Luke Skywalker. Al darse cuenta que sus empleadores no tienen buenas intenciones para el pequeño, el mandaloriano se lo lleva.

“The Mandalorian”: ¿Por qué amamos tanto a “baby Yoda”? Una explicación científica

Arte conceptual de "The Mandalorian", serie exclusiva de Disney+. Foto: Lucasfilm.
Arte conceptual de "The Mandalorian", serie exclusiva de Disney+. Foto: Lucasfilm.

¿La fórmula de “The Mandalorian”?

¿Qué es “Star Wars”? Muchas cosas, dependiendo de a quién le preguntes. Pero hay algo en lo que muchos estarán de acuerdo: “Star Wars” es todo aquello que sus autores quieran que sea. Para George Lucas, una fábula del bien contra el mal; para Rian Johnson, una historia que debe mirar al futuro; para J.J. Abrams y Disney es un legado millonario a proteger.

Creada por Jon Favreau (“Iron Man”), uno de los cineastas más familiarizados con lo que busca Disney, “The Mandalorian” es amalgama de lo viejo y lo nuevo. En tono no es del todo distinta a lo que esta franquicia ofreció en sus mejores épocas donde el bien siempre derrota al mal; solo que ahora tanto héroes como villanos tienen los pies en la tierra: 'Mando’ busca el bienestar de su clan, pero también comer algo; el Cliente (Werner Herzhog) quiere mantener el statu quo del Imperio tras la llegada de la Nueva República.

El canon ‘live action’ de “Star Wars” no había explorado hasta ahora la relación de un padre con su hijo, pues todos los personajes o son huérfanos o se van de casa. Esta dinámica pudo haberse desarrollado en las trilogía de precuelas protagonizadas por Hayden Christensen y Ewan McGregor; películas que pasaron con más pena que gloria.

“The Mandalorian” no inventa la rueda en torno a historias de guerreros solitarios que viajan con niños. Allí tenemos el manga y películas de “Lone Wolf and Cub”, así como “True Grit” (la original y la de los hermanos Coen). La historia de ‘Mando’ también es la historia del héroe errante, un tópico que la TV ha explorado por décadas y que tuvo su mayor éxito con “El fugitivo” (1963), pero que también dejó huella por historias como “El increíble Hulk” (1978) y “Camino al cielo” (1984).

Baby Yoda, el personaje más tierno de "The Mandalorian". Foto: Disney+.
Baby Yoda, el personaje más tierno de "The Mandalorian". Foto: Disney+.

Si “The Mandalorian” no tiene nada nuevo... ¿por qué ha impactado tanto? en primer lugar, por mostrar historias con las que es sencillo empatizar en un nuevo setting. Hemos visto al héroe vagabundo en múltiples formatos, pero jamás como una serie de acción real ambientada en el mundo de la “Guerra de las galaxias”. Además, su narración es sencilla: el ‘Mando’ tiene un objetivo claro en cada episodio y cuenta con el apoyo de los otros personajes.

El otro factor es, obviamente, ‘Baby Yoda’. Disney cuenta con décadas de experiencia en crear personajes tiernos para vender como juguetes. Esa experiencia llegó a su cumbre con el orejón de piel verde, cuyos orígenes siguen siendo un misterio.

Es tentador tener a un bebé Yoda y no explorar sus orígenes. La serie cuenta lo suficiente y no se va por la tangente, pues por más que un sector de fans esté interesado en cómo esta historia explora los mitos de “Star Wars”; esa no es la razón por la que “The Mandalorian” existe. Jon Favreau lo sabe y muestra lo que tiene que contarse, no lo que la audiencia podría querer. Tal vez eso cambie con la temporada 2, donde se note la influencia de los fans. Por lo pronto, tenemos una historia sencilla y con corazón. Porque, en el fondo, “Star Wars” es eso.

Tráiler de "The Mandalorian". (Fuente: Disney)

Dato

“The Mandalorian” y Disney+ llegan a Latinoamérica en 2020.

Te puede interesar

“The Mandalorian”: Jon Favreau anuncia fecha de estreno de la segunda temporada

“The Mandalorian”: ¿por qué la escena más difícil del bebé Yoda fue la de la sopa?

“The Mandalorian” no necesita jedis para captar lo mejor de “Star Wars” | RESEÑA

“The Mandalorian” en Disney+: esto es lo que dice la crítica