Módulos Tomas de Canal
elcomercio.pe

Más en Historias

Historias

Antioquía, el paraje más pintoresco a dos horas y media de Lima para escapar del frío

Antioquía es la alternativa más apropiada para huir del frío capitalino y gozar de un ambiente donde el sol brilla y abriga todo el año a 1.550 m s. n. m. Sus calles empedradas provocan recorrerlo en calma y a pie.

El blanco sirve de lienzo para resaltar una paleta interminable de tonalidades que ofrece Antioquía en más de 120 construcciones. Es uno de los más de 30 distritos que forman la provincia de Huarochirí (Lima), y está a dos horas y media de la capital. Ideal para un escape corto y disfrutar en un día. Las fachadas lucen palomas celestes, racimos con manzanas y membrillos –frutos típicos de estas tierras–, ángeles, tulipanes, guirnaldas de flores y hasta caballos que parecen salidos de cuentos de hadas por sus matices destellantes. Esto y más es Antioquía, en pocas palabras. Es la alternativa más apropiada para huir del frío capitalino y gozar de un ambiente donde el sol brilla y abriga todo el año a 1.550 m s. n. m.

El pueblo de Espíritu Santo es la capital de este punto de la sierra limeña. Sus calles empedradas provocan recorrerlo en calma y a pie. La herencia colonial de la Plaza Mayor y la iglesia ha adoptado una imagen más festiva por las gráficas, así como por el naranja y verde intensos de sus portones y barandas, respectivamente. Pero este escenario que regala buenas postales no siempre deslumbró así. Fue en el 2004 cuando el Centro de Investigación Educación y Desarrollo empezó con el proyecto Colores para Antioquía, con la intención de darles a los pobladores una mejor calidad de vida a través del turismo y con una mirada artística.

Fiestas Patrias: Cuatro alternativas para disfrutar sin salir de Lima

Al aire libre: A solo 45 minutos del centro de la ciudad, se encuentra Antioquía un lugar en donde podrás disfrutar de un día de relajo y diversión en compañía de amigos o familiares. (Foto: Difusión)

El municipio, los colegios y las viviendas empezaron a teñirse de color en agosto de ese año, y más de 30 edificaciones resultaron llenas de vida y energía. Antioquía empezó a renacer. Hoy no faltan restaurantes y hospedajes en el pueblo, e incluso es parte del famoso libro de los Guinness World Records, donde se presenta como el retablo más grande del planeta. Eso no es todo: obtener una panorámica de este curioso lugar y de los valles frutales es posible desde el mirador Cerrito de Amancaes; y a un kilómetro de distancia se encuentra Cochahuayco y sus tramos del Qhapac Ñan. Es posible recorrer el camino inca, en virtud de la adecuada señalización. //

SEPA MÁS
Transporte: empresa Señor de Muruhuay y
Asociación Taxi Sol de Cieneguilla. Ambas se encuentran entre las avenidas Rosa Toro y Nicolás Arriola, en San Luis.

Una manera de apoyar a los locales es adquiriendo productos como mermeladas y sidra de manzana.

La especialidad gastronómica de Antioquía son los camarones. Pruébelos en el restaurante Parco.

Tags Relacionados:

Antioquía

Contenido Premium


Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada