Rosa Isabel Morfino en una escena de "Juliana" (1989). La película ha sido restaurada y volverá a las salas en 2020. Foto: Difusión.
Rosa Isabel Morfino en una escena de "Juliana" (1989). La película ha sido restaurada y volverá a las salas en 2020. Foto: Difusión.
Alfonso Rivadeneyra García

Llevar 600 mil espectadores al cine es todo un logro para cualquier película peruana. “Juliana”, que llegó a los cines en 1989, consiguió eso, pero aún así nunca volvió a ser repuesta. Retrato de su época, además de mantenerse vigente por la persistente desigualdad social limeña, la película volverá a los cines en enero luego de una restauración. Este lunes, El Comercio revela en exclusiva el tráiler remasterizado de la película.

Cine peruano: ¿qué hacían perdidos en Europa los negativos originales de “Juliana” y “Gregorio”?

Dirigida por Fernando Espinoza y Alejandro Legaspi, Juliana sigue a la niña que da nombre a la película, interpretada por Rosa Isabel Morfino, la cual debe huir de su casa, harta de los maltratos de su padre. Ella y su hermano menor terminan bajo el mandato de un explotador que los obliga a robar.

Remasterizar “Juliana” fue posible luego de que el proyecto ganara el Concurso Nacional de Proyectos de Preservación Audiovisual - 2018 del Ministerio de Cultura. “El proceso de remasterizado duró más de un año y medio, desde la búsqueda de negativos en laboratorios extranjeros y que concluyó en la Cinemateca Suiza, el proceso de limpieza de negativos y digitalización de rollos de película y sonido en Zurich, el montaje de la cinta, la restauración digital de la imagen y la restauración de sonido”, indica la comunicación oficial.

“Juliana” no solo es la historia de niños en riesgo, sino de el desafío a los estereotipos de género. La protagonista, marginada por ser mujer, se disfraza de hombre para encajar en la pandilla; tópico explorado en “La princesa caballero”; de Osamu Tezuka; “Lady Oscar" de Riyoko Ikeda; entre otras historias.

Lady Oscar: cuarenta años de la serie animada que rompió esquemas

En entrevista con Perú 21, Rosa Isabel Morfino contó que al filmar la película no pudo evitar sentirse identificada con el personaje. “Yo viví con los niños de la película y era la única mujer. Fueron de dos a tres meses viviendo en Barranco. Cuando me cortaron el cabello, te imaginarás todo lo que me decían. Yo sufría. Me han contado que yo me escondía debajo de la mesa para que no me vieran. Me fregaban, pero yo igual les sacaba su ‘miércoles’ a todos”, dijo.

Como indica Ricardo Bedoya en el libro “Un cine reencontrado: diccionario de películas peruanas” (Universidad de Lima, 1997), “'Juliana' lucía un aspecto ligero, jovial, colorido, lúdico, imaginario. La secuencia ambientada en un centro comercial, en la que los muchachos liberaban su fantasía, era una atractiva transgresión del realismo puro y duro que era el rasgo central de ‘Gregorio’ (anterior cinta de Chaski)”.



TAGS RELACIONADOS