El metal, utilizado en los sectores de energía y construcción, ha tenido dos años difíciles, debido a que la guerra comercial y la pandemia del coronavirus. (Foto: Reuters)
El metal, utilizado en los sectores de energía y construcción, ha tenido dos años difíciles, debido a que la guerra comercial y la pandemia del coronavirus. (Foto: Reuters)
Agencia Reuters

Los precios del cobre se dirigían a su mayor alza semanal en más de un año, luego de que señales de una desaceleración en los contagios del nuevo coronavirus impulsaron a los activos de riesgo.

Los precios del cobre referencial a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME, por sus siglas en inglés) -que estará cerrada viernes y lunes debido a feriados por Semana Santa- caían un 0,2% a US$4.992,50 por tonelada en la sesión, pero subían un 3,2% en la semana, su mayor avance desde febrero de 2019.

El metal, utilizado en los sectores de energía y construcción, ha tenido dos años difíciles, debido a que la guerra comercial entre Estados Unidos y China, una desaceleración del crecimiento global y la pandemia del coronavirus han derrumbado a los precios desde más de US$7.000.

El cobre se está moviendo en línea con el índice S&P 500”, dijo Nitesh Shah, analista en WisdomTree, pero agregó que una recuperación económica y del consumo de cobre serían lentas y los precios permanecerían bajo presión.

China continental reportó esta semana una caída en los nuevos casos de coronavirus, mientras que se desaceleraron las nuevas infecciones en Italia y las partes más severamente golpeadas de Estados Unidos.

Sin embargo, la Organización Mundial de Comercio (OMC) dijo que el intercambio global caería este año entre un 13% y un 32%. Analistas de ANZ estiman que la demanda de cobre bajaría casi un 3,5% a menos de 23 millones de toneladas este año y los precios promediarían menos US$5.000 el resto de 2020.

La minera australiana MMG declaró fuerza mayor en la producción de concentrado de cobre en su mina Las Bambas en Perú, dijeron fuentes. En tanto, la chilena Codelco dijo que su producción continúa en línea con sus planes.

Entre otros metales básicos, el aluminio ganaba un 0,1% a US$1.467 la tonelada; el zinc perdía un 1,3% a US$1.898; el níquel subía un 0.1% a US$11.523; el plomo bajaba un 0,8% a US$1.704 y el estaño trepaba un 4,6% a US$15.058.