Alfonso García-Miró comenzó en el cargo de gerente general de Sporting Cristal en este año. (Foto: Rolly Reyna).
Alfonso García-Miró comenzó en el cargo de gerente general de Sporting Cristal en este año. (Foto: Rolly Reyna).
Pedro Canelo

Aún con el sobresalto de una semana polémica y polarizada en el ámbito dirigencial, Alfonso García-Miró, gerente del club Sporting Cristal, explicó que los cinco clubes profesionales, que se oponen a la aprobación de los nuevos estatutos de la Federación Peruana de Fútbol, siguen coordinando para gestionar la impugnación a los acuerdos del día lunes. Si bien el camino será largo y muy burocrático, García Miró confirma que están con la energía intacta para jugarse ese otro partido donde no se ganarán copas, pero sí la posibilidad de un futuro mejor para el fútbol peruano.

-¿Van a mantenerse firmes como grupo de oposición a la aprobación de los nuevos estatutos de la federación?

Estamos tratando de luchar por los clubes profesionales y por el fútbol peruano. Queremos que las cosas se hagan de la manera correcta y legítima. Hasta ahora nos parece que no ha sido así.

—¿Cómo podríamos resumir el reclamo que quieren hacer Cristal, Alianza, San Martín, Melgar y Ayacucho?

Nosotros estamos de lado de los clubes que más han aportado en el desarrollo del fútbol peruano en los últimos veinte años. Por eso queremos hacer sentir nuestra opinión y nuestros principios. El rumbo que está tomando la Federación Peruana de Fútbol es la continuidad del subdesarrollo y de la informalidad. Después nos quejamos de que el fútbol peruano no avanza. Hay gente que solo está en el fútbol para permanecer en un cargo y no tienen la intención de dejarle cosas al fútbol, sino quieren llevarse cosas. Lamentablemente las personas que hoy pueden votar para que esto cambie son las que tienen benificios personales. Por eso todo está trabado y difícil. Lo que nosotros queremos es la profesionalización del fútbol y por eso queremos que nos escuchen.

-¿Y esperan que esa polarización termine en el corto plazo?

Es bueno precisar que cuando estos nuevos estatutos se aprueben de una manera correcta, con el aval definitivo de las instancias jurídicas y deportivas, Sporting Cristal va a respetar las normas. Podemos no estar de acuerdo en cómo se ha manejado el fútbol en los últimos años, pero igual Cristal siempre ha liderado la formalidad y ha respetado las bases con los estatutos.

—¿Les inquieta que para el partido de hoy ante Piratas se haya programado a un árbitro (Alejandro Villanueva) con poca actividad?

Este tipo de cosas son las que no tienen que pasar, no por la programación de un árbitro sino que se hable de esto. No puede ser que estemos en un fútbol donde más se especule sobre los viajes, los viáticos, las reventas de entradas y sobre la programación de árbitros. Más se debería hablar del juego, de los clubes, de las canchas, del público, que es lo importante en el fútbol. Si durante tres días, la programación de un árbitro es un tema de conversación ya es una señal de que algo malo está pasando. Las cosas no solo que hacerlas, sino también parecerlas. Los árbitros hoy tienen una gran oportunidad de callar a la opinión pública con un desempeño correcto.

—¿Tampoco ayuda que programen para el partido de la U ante Vallejo al hermano de Agustín Lozano?

Así es, que se programe a su hermano no ayuda a que esto avance. Son acciones que llevan a especular a la opinión pública y a la prensa. No se debería hablar más de diez minutos de esto.

-¿Cuál es el punto especialmente sensible en estos nuevos estatutos aprobados?

Lo primero que hemos solicitado es que se nos considere. El proceso ha sido dictatorial y solo se ha manejado todo desde un lado. Si la finalidad era aprobar los estatutos, no por eso tenemos que aprobarlos como sea. Estamos delimitando las bases para los próximos treinta años del fútbol peruano. Los clubes sentimos que en esa comunicación que la Federación ha establecido la comunicación con FIFA a su manera y eso es lo que cuestionamos.

—¿La conformación de la próxima Asamblea de Bases fue el primer reclamo que plantearon?

Básicamente es la conformación de la Asamblea con mayor participación de los clubes profesionales. Otras federaciones en Sudamérica ya lo han hecho y es lo más lógico. Los clubes profesionales producimos los derechos de televisión, ponemos a los jugadores en la selección, llevamos personas al estadio. Nosotros generamos esta industria y por eso los clubes de Primera deben tener una participación similar al que tienen los presidentes de las ligas departamentales, que son ligas amateurs sin vías de desarrollo. En vez de que avancen, hemos visto actos que dejan mucho que desear.

-¿Pero por qué los clubes no tienen esa unidad que poseen los presidentes de ligas?

Pues porque hay equipos de Primera que han ascendido directamente desde la Copa Perú. ¿Cómo podemos esperar que un club amateur se demore solo un año en llegar a la primera división? Va a llegar a primera sin divisiones menores, sin infraestructura, sin fútbol femenino. Tenemos que corregir el sistema de ascenso, tener una primera división, una segunda y una tercera. Debemos bajar el número de equipos de primera para que sea más profesional. Acá tenemos clubes en primera que en julio o agosto ya no tienen para pagar a sus jugadores. Hacen dobles contratos, no tienen dónde jugar sus partidos, no tienen fútbol formativo. Esto no se trata de ser más, sino de ser mejores. Por todo esto queremos tener más presencia en la Asamblea y votar para tomar estas decisiones.

—¿Cómo toma Cristal el tema de los derechos de TV?

Estamos de acuerdo en que la Federación sea quien maneje los derechos de TV, sabemos que así lo manda la FIFA. Sin embargo, en estos nuevos estatutos hay una frase que menciona que este manejo es sin límites y la junta directiva de la FPF haga lo que le parezca. No nos parece adecuado. Tampoco se menciona qué va a hacer la federación con el ingreso excedente de los torneos en los que participa. El presidente de la Federación, Agustín Lozano, ha reconocido que a los presidentes de las ligas se les repartió cinco mil dólares a pocos días de la Asamblea. Esos 125 mil dólares, dicen en la Federación, es un excedente de la Copa América. Pero los clubes que hemos cedido jugadores para el torneo no hemos recibido un centavo. Eso llama la atención y debería regularizarse en los estatutos.

—¿Es verdad que observaron los requisitos para la secretaría general de la FPF? Óscar Chiri es acreedor de la U...

Hay unos puntos también sobre los requisitos que debe tener quien postule a la presidencia o a la secretaría general de la Federación. Esos requisitos parecen hechos a la medida para que las personas que ahora ocupan los cargos de poder permanezcan allí. También parece que quieren bloquear a otros profesionales que aspiran a uno de esos cargos, que están más capacitados y que tienen chance de candidatear. Para secretario general, el documento que manda la FIFA incluye un texto que se ha retirado. Ese decía que el secretario general de la federación no puede ser acreedor de ningún miembro de la asamblea, es decir de un club profesional. Eso fue retirado y hay un claro conflicto de interés si estás gerenciando una federación y tienes acreencias con un club. En resumen, eso de los requisitos son muy cerrados y van en contraparte de lo que propone la FIFA, que en los últimos tiempos ha abierto mucho más este universo de posibles candidatos. Acá se ha reducido para que los gerentes y directores deportivos no puedan participar.

—También han incorporado un apartado para que en las próximas elecciones FPF sean más restringidos los requisitos.

Sí, el estatuto decía que en la próxima elección del 2020 no aplicaban estos requisitos sino en la próxima (2024). Pero en la Asamblea, sin que el tema esté en agenda, una de las ligas departamentales, con el apoyo del presidente de la Federación, Agustín Lozano, impuso un cambio para que los requisitos del próximo presidente, en la elección inmediata, sea con los nuevos estatutos. Este cambio tiene un nombre propio y, por supuesto, para que las intenciones de permanecer en el poder sean mayores. Vamos a tratar de ir hasta el final para impugnar esta aprobación.

—¿Sorprende que FIFA no haya pedido que se maneje mejor esta Asamblea?

Lo que pasa es que FIFA creía que todo lo que le comunicaba la federación era porque se había puesto de acuerdo con la comisión de reformas que se armó el año pasado. Y eso no fue así. Entre enero y agosto de este año no hubo una sola reunión de la comisión. Nunca nos convocaron a los clubes, ni a la Agremiación de Futbolistas. Hemos mandado varias cartas a la Federación, incluso mandamos una al iniciar la Copa América. Allí fuimos específicos en pedir que se nos informe sobre los nuevos estatutos. La única respuesta que nos daban era: "todavía no llegan, están en FIFA". Luego esta entidad nos dijo que estaban coordinando con la Federación. Ellos deben creer que es imposible que un secretario general de la Federación no incluya las opiniones de los clubes y que haya elaborado solo este documento de nuevos estatutos. Ya cuando estaban en Lima, a FIFA le pareció un poco tarde todo y es evidente que también tenían el mandato desde Suiza de aprobar los Estatutos cuanto antes.

-¿Y en la reunión que tuvieron con FIFA no pudieron convencerlos de aplazar la Asamblea?

Comentamos todo eso en la reunión que tuvimos antes de la Asamblea, donde estuvo la San Martín, representantes de Agremiados, dos equipos de Segunda División y estuve yo. Dejamos en claro que siempre quisimos reunirnos. En FIFA se quedaron sorprendidos aunque decidieron no frenar el tránsito de la asamblea. Me imagino que ellos apoyan más a las federaciones y no a los clubes.

-¿Qué instancias buscarán para anular estos nuevos Estatutos?

No necesitamos la aprobación de la FIFA. Es un tema más de jurisprudencia nacional y también internacional. Estamos evaluando ir al TAS, una vez que se compruebe que ha sido una Asamblea irregular y si quórum. Queremos mostrar esa realidad para que las autoridades abran los ojos.

-¿No los desanima que FIFA no haya intervenido aún?

Jamás vamos a dejar de hacer lo correcto, por el temor a que las cosas no cambien. Queremos sentir que hicimos todo lo posible, prefiero perder el tiempo de manera digna.

-¿Van a ir primero a los Registros Públicos o al TAS?

No soy abogado y estoy muy lejos de serlo. Solo puedo decir que hubo más de una irregularidad, cada una tiene su instancia. Los Registros Públicos es evidente, las autoridades de una entidad privada tiene que registrarse allí para tener vigencia de poderes (y no lo están). Además está la interpretación de que se necesitaba el voto del 80 por ciento de todos los asambleístas, y no solo del 80 por ciento de los que fueron a la reunión. Queremos tener la prueba de cómo se han manejado estas cosas en asambleas anteriores.

-El TAS es una entidad muy pegada a la letra de las normas. ¿Van a apelar a ese purismo jurídico para ganar su apelación?

Sí, tiene que ver eso. La palabra asambleísta es definitiva y no depende de cuántos van a una reunión. Y nuestra Asamblea tiene 43, no 41 (a la última Asamblea no asistieron Real Garcilaso y Binacional).