Christian Eriksen se sintió como "la oveja negra" en el Tottenham, antes de fichar por el Inter de Milán (Foto: Agencias)
Christian Eriksen se sintió como "la oveja negra" en el Tottenham, antes de fichar por el Inter de Milán (Foto: Agencias)
Redacción DT

Christian Eriksen, quien en este mercado invernal cambió el Tottenham Hotspur por el Inter de Milán, explicó que se sentía como “la oveja negra” de los ‘Spurs’ por agotar su contrato en el club londinense, a la espera de encontrar un nuevo equipo esta temporada.

“Si te queda poco tiempo de contrato, eres la oveja negra. Yo sentía que había sido honesto (al comunicar su intención de irse). No quería esconderme como otros jugadores. Yo quería expresarlo”, apuntó el danés en una entrevista con la ‘BBC’.

“Me llevé las culpas por muchas cosas, por ser el chico malo. Leí que era el chico malo en el vestuario desde que dije que quería irme”. Eriksen, a seis meses de que finalizase su contrato, decidió marcharse al Inter, después de varios meses de especulaciones y relaciones con el Manchester United y el Real Madrid.

"En Inglaterra, cuando te queda poco tiempo de contrato, es como si te tuvieras que ir ya. Al final jugué como 30 partidos que fueron como de despedida. Era como “este puede ser mi último partido”, añadió Eriksen, cuestionado sobre la forma cómo vivió sus últimos días en Londres.

Eriksen señaló que José Mourinho le trató bien y que no le apartó del equipo pese a su intención de abandonar el Tottenham. “Después de contarle lo que pensaba me dijo que si me necesitaba jugaría. Jugué varios partidos en los que hice falta y marqué la diferencia”, sentenció.