Alisson Becker aún no recibe goles en la Copa América 2019. (Foto: AP)
Alisson Becker aún no recibe goles en la Copa América 2019. (Foto: AP)
Marco Quilca León

¿Se ha preguntado alguna vez si alguna vez un portero ganó el Balón de Oro? El último, y único, fue el soviético Lev Yashin en 1963, hace 56 años. Si como dicen muchos románticos el fútbol nace con el gol y la fiesta se inicia con un disparo a red de los goleadores, el guardameta suele ser el villano, el aguafiestas. Pocas veces celebrado, casi siempre castigado. Se viste de un color distinto al resto, como si no perteneciera al festival. Es el menos reconocido, pero el más importante para evitar una derrota.

A lo largo de la historia del deporte rey hubo grandes arqueros. Está el ya mencionado Lev Yashin, el argentino Ubaldo Fillol, el danés Peter Schmeichel, el alemán Oliver Khan, el italiano Gianluiggi Buffon, el español Iker Casillas, entre otros. En nuestras tierras siempre es bueno recordar como un bonus al ‘Viejo’ Julio César Balerio. De todos ellos solo uno pudo ganar un premio a mejor futbolista de la temporada.

En los últimos once años el Balón de Oro tenía solo dos dueños: Cristiano Ronaldo (5) y Lionel Messi (5). Ambos hombres de ataque. En la del 2018 la ganó Luka Modric, un volante mixto. Sin embargo, para esta temporada no hay un favorito absoluto. En carrera no solo está el argentino y sus más cincuenta goles con el Barcelona, también está un defensor central como Virgil van Dijk y un portero como Alisson Becker. Los últimos dos del Liverpool campeón de la Champions League. Sin embargo, es el arquero brasileño quien tiene mejores números que los tres. Y si a Leo no le va bien en esta Copa América, Becker tendría ventaja.

Últimos tres futbolistas ganadores del Balón de Oro

Alisson tuvo la valentía de elegir ser portero desde pequeño. Porque hay que ser atrevido para pararse bajo los tres palos siendo niño. Lo hizo gracias a la influencia de su padre y su hermano Muriel, cinco años mayor que él. En el inicio de su carrera sufrió por su baja estatura. Llegó a ser el tercer portero del Inter de Porto Alegre, hasta que dio un estirón de 18 centímetros. Cuando llegó a la Roma en el 2016 (tenía 23 años) su vida dio un vuelco. Fue en el duelo de cuartos de final de Champions 2017-18 ante el Barcelona de Messi, cuando atajó de todo para que su equipo clasifique a semifinales. Llegó al Liverpool a pedido de Jürgen Klopp para la temporada pasada siendo en ese momento el portero más caro de la historia (costó 75 millones de euros). Su arribo a Inglaterra se debió a un motivo: tras caer en la final ante el Real Madrid por los errores de Loris Karius, el Liverpool necesita un portero para ganar la Liga de Campeones. Y lo logró con el brasileño en la portería.

Alisson ha sido elegido el mejor arquero de la Premier. Mantuvo su valla invicta en el torneo inglés en 20 partidos y 27 contando competiciones europeas. Figura ante el Barcelona en aquella remontada histórica en Anfield y también en la final ante el Tottenham. Llegó a su país para la Copa América con la Orejona bajo el brazo. Y hasta ahora sus números no dejan de sorprender. No ha recibido ningún gol en los cuatro partidos disputados de su selección. El último jueves le atajó un penal en la tanda decisiva a Paraguay dándole la clasificación a semifinales a Brasil.

Becker tiene razones suficientes para soñar con ser el segundo portero en la historia en ganar un Balón de Oro. El martes (7:30 p.m.) enfrentará a Messi en la semifinales de la Copa. Esta vez no será con la de Liverpool y Barcelona, sino con la Verdeamarella y la Albiceleste. Aquí puede estar el punto de quiebre.

-Otros candidatos-

La lucha por el Balón de Oro siempre tiene varios competidores. Esta vez no es la excepción. Alisson Becker y Lionel Messi no son los únicos que han hecho méritos para ganar el premio.

Virgil Van Dijk: El holandés, campeón de la Champions con el Liverpool, tuvo la mejor temporada de su carrera. En ese torneo, y a pesar de ser un central, fue el jugador que más velocidad alcanzó (34,5 km/h). Lo logró en la semifinal de vuelta ante el Barcelona. Detrás de él están Leroy Sané del Manchester City (34,4 km/h), Nemanja Radonic del Estrella Roja (34,2 km/h), Kyle Walker también del City (34,2 km/h) y Gareth Bale del Real Madrid (33,8 km/h). Además, fue considerado el mejor futbolista de la final.

No ganó la Premier (Liverpool quedó a un punto del City en una épica temporada), pero estuvo en el once ideal. Tampoco obtuvo la Liga de Naciones, pero llegó a la final con una Holanda relativamente nueva. El central tiene méritos y muchos lo ponen como favorito por encima de Messi.

Mohamed Salah: La temporada del Liverpool fue tan asombrosa que no sorprende ver a otro jugador ‘Red’ en la lista. El egipcio marcó el gol que inició la victoria de su equipo en la final de la Champions ante el Tottenham. No fue su mejor temporada en cuanto a números, pero influyó directamente en los logros del cuadro de inglés. El viernes pasado empezó la Copa África de Naciones y en caso de hacer un buen torneo, sus créditos aumentarían.

Cristiano Ronaldo: En su primera incursión en Italia, Cristiano tuvo una campaña regular. Ganó la octava Serie A consecutiva con la Juventus y la Supercopa italiana. En la liga no fue tan influyente: anotó 21 goles y quedó a cinco del máximo goleador, Fabio Quagliarella. Sin embargo, ganó la Liga de Naciones con su selección. Este último trofeo colectivo lo coloca como candidato, aunque es muy complicado que gane el premio.

Bernardo Silva: Puede ser el nombre más sorprendente de la nómina, pero tiene méritos para estar ahí. Ganador de la Premier, FA Cup, Copa de la Liga y Community Shield con el Manchester City; y la Liga de Naciones con la selección de Portugal. Además, fue el mejor jugador del novedoso torneo de naciones.