Miroslav Klose es el máximo goleador en la historia de los mundiales. (Foto: AP)
Miroslav Klose es el máximo goleador en la historia de los mundiales. (Foto: AP)
Marco Quilca León

Todos estábamos acostumbrados a verlo celebrar con un salto mortal. Esa pirueta en la que por unos segundos contemplaba el cielo entre sus piernas mientras se le acumulaba sangre en la cabeza era su sello de la casa. Pero aquel 8 de julio del 2014 Miroslav Klose decidió otro festejo. Luego de batir al portero Julio César, el delantero con el ’11′ en la espalda de la camiseta de la selección alemana salió corriendo y se deslizó con sus rodillas antes de agradecer a su compañero Thomas Müller por la asistencia.

Era el 2-1 transitorio que terminó en un 7-1 histórico. Alemania, que a la postre terminaría levantando la Copa del Mundo, le propinaba una goleada humillante a Brasil en su propia casa. Ante la mirada atónita de los más de 60 mil hinchas que asistieron ese día al estadio Mineirao, Klose no solo sometía al pentacampeón, sino también anotaba su decimosexto gol en los mundiales y le quitaba el récord de máximo anotador a Ronaldo, el ídolo brasileño. Todo el combo completo.

Binacional, el equipo del que poco se habla pero que puede llegar a la final directamente

Christian Cueva: crónica de una exclusión anunciada

Ese espigado delantero (1,84 metros) actualmente tiene 41 años y hoy cumple tres de haber colgado los chimpunes. El primero de enero del 2016, con 38 cumpleaños y 304 goles (233 en clubes y 71 en selección), Miroslav dijo basta para alegría de muchos porteros rivales. Estaba en la Lazio en ese momento y cuando decidió dejar de ser futbolista profesional pasó a formar parte del staff técnico de Joachim Löw en la selección alemana hasta el Mundial Rusia 2018. Luego del torneo debutó como entrenador del equipo Sub 17 del Bayern Múnich.

-Nacido el Polonia-

Nació en Opole, una ciudad de unos 150 mil habitantes del sur de Polonia, el 9 de junio de 1978. Es hijo de un exfutbolista y una exjugadora de balonmano, los dos polacos. La familia Klose tuvo que abandonar su país natal cuando el pequeño Miroslav tenía 9 años, durante el régimen comunista, y, tras una breve estancia en tierras francesas, se instaló en Alemania.

Allí el delantero comenzó su trayectoria como futbolista profesional. Su primer club, y en el que debutó a los 22 años, fue el Kaiserslautern. Sus 44 goles en sus primeras cuatro temporada fueron razón suficiente para que el Werder Bremen pague por él 5 millones de euros en el 2004. Aunque fue con el Bayern Múnich (2007-11) que consiguió más títulos (seis en total: dos Bundesligas, dos Copas de Alemania, una Copa de la Liga y una Supercopa de Alemania). Con la Lazio, su último equipo (2011-16), Miroslav ganó una Copa de Italia.

Cinco datos de Miroslav Klose:

Más allá de su capacidad goleadora, Klose se ha caracterizado por ser un jugador limpio. Durante un partido con el Werder Bremen en la temporada 2004-05 ante el Armenia Bielefeld, el árbitro pitó un penal por un derribo que sufrió él dentro del área. Miroslav se paró y fue donde estaba el juez para indicarle que no había sido falta. Sin embargo, la decisión del colegiado se mantuvo, por lo que el delantero lanzó fuera el balón desde los once metros. Por esa acción recibió el premio al Fair Play en la Bundesliga.

Pero ese tipo de actos no quedaron ahí. En el 2012, cuando defendía la camiseta de la Lazio, el árbitro concedió un gol a Klose cuando el marcador estaba 0-0 en un duelo ante el Napoli. Pero este le indicó que lo había marcado con la mano. El juez rectificó y el tanto no subió al marcador. Su equipo acabó perdiendo 0-3.

Miroslav no hubiera sido goleador si antes no superaba una premisa inquebrantable para su familia. “Mis padres solo me permitieron perseguir mi sueño de ser futbolista si sacaba el título de formación profesional”, confesó en una entrevista para la FIFA antes del inicio del Mundial Brasil 2014. Y así lo hizo. Obtuvo el título de carpintería, y de los 17 hasta los 21 años se dedicó a trabajar en ese oficio.

Paolo Guerrero brindó fenomenal asistencia en el Inter vs. Paranaense por el Brasileirao | VIDEO

-De talla mundial-

Miroslav Klose, al igual que su excompañero Lukas Podolski, decidió representar a la selección de Alemania en vez de jugar por su país de origen, Polonia. Los dos ganaron el Mundial 2014, pero ese torneo significó para el delantero algo mucho más grande: se convirtió en el goleador histórico de la Copa del Mundo. A continuación repasaremos uno a uno los 16 tantos que llevaron al atacante a escribir su nombre en las páginas doradas del fútbol.

-Inicio soñado-

Pocos jugadores podrán decir que en su primer partido en una Copa del Mundo anotaron un ‘hat trick’. Klose lo hizo en Corea-Japón 2002. En la primera jornada del torneo, Alemania vapuleó 8-0 a Arabia Saudí. Los tres goles (19’, 25’ y 70’) llegaron por la misma vía: centro y cabezazo. El juego aéreo fue una de sus virtudes.

En ese mismo Mundial, ‘Miro’ anotó dos tantos más, y ambos también de cabeza. Uno ante Irlanda en el empate 1-1 y otro frente a Camerún en la victoria por 2-0. Esa primera experiencia en una Copa del Mundo, Klose lo pasó por todo lo alto.

Más tarde en Alemania 2006, Miroslav anotaría cinco goles más. Curiosamente esta vez solo uno fue con la cabeza. Sus cuatro tantos se dividieron en tres con la pierna derecha y uno con la izquierda.

Marcó un doblete ante Costa Rica en el debut de la selección alemana y colaboró para el triunfo por 4-2. Cuando el partido más lo necesitaba, el delantero estaba ahí, en el área, para salvar a su equipo.

En la última fecha, Ecuador fue el rival de turno. Alemania estaba clasificada, pero buscaba hacerse con el primer lugar del grupo. Klose anotó dos goles más en el 3-0 contundente.

En los cuartos de final, tras eliminar a Suecia en octavos, la ‘Mannschaft’ se enfrentó con la Argentina de Néstor José Pekerman que tenía a Lionel Messi viviendo su primera experiencia mundialista. ‘Miro’ anotó el único tanto de su equipo para el empate 1-1 en el tiempo regular, y en los penales ganaron 4-2.

-Los últimos dos-

En Sudáfrica 2010, Alemania alcanzó por segundo Mundial consecutivo el tercer lugar y Klose regaló cuatro goles más para seguir en racha y asediar el récord del ‘Fenómeno’ Ronaldo.

En fase de grupos solo marcó un tanto. Como ya tenía acostumbrados a todos, el delantero convirtió en el primer encuentro ante Australia. Y el resultado fue victoria para el elenco germano por 4-0.

Ya instalados en la segunda ronda, Alemania se enfrentó a Inglaterra. El resultado fue favorable para los primeros: 4-1 contundente. Miroslav también se hizo presente en el marcador.

En cuartos de final, el elenco alemán se vio de nuevo las caras con Argentina. Cuatro años antes se habían enfrentado en la misma instancia. En esa oportunidad, Klose anotó y su equipo ganó. Esta vez fue casi igual, con la única diferencia que el delantero marcó un doblete para el 4-0.

Coincidencia o no, Miroslav llegó a los 16 goles y batió el récord de Ronaldo en Brasil. El tanto de la igualdad se dio en fase de grupos ante Ghana. Con 36 años cumplidos, el delantero no era titular en el Mundial 2014, pero sí alternaba constantemente. Ante los africanos ingresó a los 69’ para darle el empate por 2-2 final a su selección tres minutos más tarde.

El gol histórico llegó en semifinales ante Brasil. Ante un estadio Mineirao repleto, Klose y compañía se divirtieron y humillaron a la escuadra local con un 7-1. El atacante anotó el segundo tanto. Esa Alemania, una de las mejores de todos los tiempos, no se conformó con someter al dueño de casa, pues lo coronó con una victoria en la final ante Argentina (1-0 en suplementario con gol de Mario Götze).

Klose campeón del mundo con Alemania en el 2014. (Foto: AFP)
Klose campeón del mundo con Alemania en el 2014. (Foto: AFP)